Tão semelhante ao Brasil…

Durante esta última semana, realizou-se em Sevilha, Espanha, com o apoio da Editora Seix Barral e da Fundação José Manuel Lara, um Encontro de Novos Narradores.

Os comentários do jornalista José Andrés Rojo – que, entre 1997 e 2001, foi o coordenador das páginas de livros do jornal El País, passando, depois, entre 2001 e 2006, a editor de Cultura do mesmo jornal – mostram uma terrível semelhança com a realidade brasileira.

No dia 28, o mercado foi a obsessão e reinaram as banalidades:

Se habla más de cine que de literatura. No se ha hecho casi ninguna mención a los escritores españoles de generaciones anteriores (los latinoamericanos prácticamente ni existen). La política está proscrita. El mercado es una obsesión. La queja, un estribillo permanente que no debería haber tenido tanto protagonismo. Lo suyo es que ayer se hubieran enfrentado, por ejemplo, quienes defienden la literatura como entretenimiento con aquellos que le piden algo diferente. Reinaron las vaguedades.

No dia 29, finalmente, enterraram a crítica. O comentário irônico de Rojo dá bem o tom. E, enquanto leio, tenho um desagradável déjà-vu:

El viejo afán de elaborar argumentos para defender el propio gusto, la búsqueda de relaciones entre unas obras y otras más lejanas o anteriores, la exploración del contexto en el que se producen y de las referencias biográficas o generacionales de quienes las han producido, la voluntad de descubrir el motor que alimenta una pieza determinada y las estrategias formales que despliega, el complicado desafío de razonar unas preferencias y de establecer una jerarquía de valores, el arriesgar unas señales para no perderse en la selva de títulos que aparecen cada año… Cultivar, en definitiva, el espíritu crítico heredado de la Ilustración. Todo eso ya no sirve.

No sirve en un mundo donde todo vale…


Tagged:


'' has no comments

Be the first to comment this post!

Would you like to share your thoughts?

Your email address will not be published.